En detalle

Resfriado de gato: síntomas y tratamiento


El resfriado de los gatos es una enfermedad que se caracteriza por síntomas como inflamación respiratoria. Y expresa los ojos. El resfriado de los gatos es particularmente peligroso para los gatos jóvenes y los animales con un sistema inmunitario comprometido. Cómo reconocer la enfermedad. El resfriado de los gatos debe ser tratado por el veterinario lo antes posible - Imagen: Shutterstock / A.Gainza

El resfriado de los gatos es una enfermedad infecciosa contra la cual la mayoría de los tigres domésticos se vacunan como medida de precaución. Si estalla de todos modos, la enfermedad altamente contagiosa afecta las vías aéreas del gato, la mucosa oral y la conjuntiva y debe ser tratada por el veterinario lo antes posible. Los dueños de mascotas no deben equiparar la enfermedad que suena inofensiva con la secreción nasal en los humanos: un gato que huele es mucho más peligroso e incluso puede costar la vida de un gatito en el peor de los casos. Afortunadamente, con la terapia adecuada, las posibilidades de una cura son muy buenas.

Resfriado de gato: reconoce los síntomas

Después de que el gato se infecta con una secreción nasal, pasan de dos a cinco días antes de que aparezcan los primeros síntomas. Al principio, el gato estornuda mucho, sus ojos se llenan de lágrimas y su nariz corre. La pata de terciopelo se ve astillada, puede tener fiebre, duerme mucho y come menos de lo normal. Las lágrimas y la secreción nasal del gato se vuelven purulentas y viscosas en el curso de la enfermedad del gato, los ojos del gato generalmente se mantienen unidos. La enfermedad generalmente se propaga al tracto respiratorio superior, el gato huele y respira significativamente menos aire. La dificultad para tragar y toser también son síntomas típicos del olfateo de gatos. Las úlceras de la membrana mucosa pueden ocurrir en gatos con sistemas inmunes o gatitos deficientes.

Disparadores para olfatear gatos

Un estornudo inofensivo en tu gatito no tiene que ser el resfriado de un gato. Pero un verdadero ...

Tratamiento de secreción nasal de gato

Como con todas las enfermedades del gato, cuanto antes lo detecte el veterinario, mejor. Para evitar daños consecuentes dramáticos, como problemas oculares crónicos, debe consultar a un veterinario tan pronto como sea posible si sospecha que la nariz moquea a un gato. Esto trata al gato enfermo con antibióticos en forma de tabletas o gotas para los ojos.

En casa, el gatito esnifado necesita cuidados amorosos, mucha calidez y calma. Debe separarse primero de otros gatos para que no los infecte. Además, nunca debes dejar salir a tu gatito enfermo, incluso si de lo contrario es una camada libre. Un lugar cálido en el calentador, muchas palmaditas y una limpieza cuidadosa del área de la nariz y los ojos junto con el medicamento la harán sentir mejor pronto.

Alimenta al gato con una pipeta si es necesario

Además, los dueños de gatos deben asegurarse de que su mascota beba lo suficiente. Si la pata de terciopelo no come, debe consultar al veterinario nuevamente. Esto puede mostrarle cómo alimentar al animal con una pipeta hasta que esté mejor o hasta que la comida para gatos se vuelva a comer sola. El veterinario también le dirá qué alimentos puede alimentar en este caso.

Prevención del resfriado del gato: la vacunación es importante

El resfriado del gato es causado por una variedad de patógenos que no solo se propagan de un gato a otro, sino que también pueden arrastrarse sobre la ropa o la suciedad. Por lo tanto, una vacuna regular contra el resfriado de los gatos es extremadamente importante. Asegúrese de hablar con el veterinario sobre esto. Además, un sistema inmunitario saludable es otro factor a la hora de prevenir enfermedades. La comida balanceada y completa para gatos, siempre agua potable fresca, literas libres de corrientes de aire, cría apropiada para especies y un refugio cálido al aire libre reducen el riesgo de enfermarse.